martes, 8 de noviembre de 2011

Ringo Starr en Chile: Margaritas para los cerdos.



Memorias sobre el evento que muchos no esperaban.

Cuando nada hacía prever que el rock volvería a su esencia desprovista de excesivas prolijidades. Cuando cada análisis sobre shows, artistas y bandas rayaba en un cotejo de precisiones técnicas y conteo de aciertos, sorprendiéndonos a todos, como cuando supo ser el eslabón perdido de una banda que saltó de los tugurios del viejo Liverpool al mundo, Ringo Starr y un montón de muy buenos amigos nos devolvieron el alma perdida. El rock todavía es el lenguaje universal de la Paz y el Amor.

lunes, 10 de octubre de 2011

A Scorsese le quedó grande la figura de George Harrison


Tres años de producción para el documental sobre el artista “Living in a material world” fue mucho para tan poco.

Atención SPOILER.

Sí, tres largos años de pre y post producción le tomaron a Martin Scorsese liberar el prometido documental sobre la vida y obra de George Harrison. Tres años que al parecer no justificaron en mucho el resultado de su trabajo. El Beatle místico volvió a ocultarse.

martes, 16 de agosto de 2011

LA IMPORTANCIA DE LLAMARSE 'RINGO'


¡Qué Lennon! ¡Qué McCartney! ¡Qué Harrison! ¡Ringo es la estrella!

A un par de meses de que visite nuestro país, todavía se advierte cierta falta de certezas acerca del real aporte de Richard Starkey, mejor conocido como el fabuloso Ringo Starr, a la banda de Liverpool. Si existió un líder positivo en los Beatles, ese definitivamente fue el hombre de los ojos azules, nariz prodigiosa y talento indiscutible. Los hechos lo avalan. El cariño muchísimo más.
Siempre se ha discutido desde la ignorancia la poca capacidad musical de Ringo Starr, incluso llevándolo al límite de decir que era el Beatle ‘reemplazable’. Hay muchas cosas que se desconocen acerca de este gran músico y que en la previa a su visita a nuestro país ¡Sí, tal como se lee: Ringo viene a Chile! Es necesario comenzar a recordar y en muchos aspectos a informar.

lunes, 6 de junio de 2011

Paul McCartney es el genio musical vivo más grande de los últimos dos siglos

Comentario a modo ensayo sobre el concierto de Paul McCartney en Chile, 11/05/2011.

Luego de horas frente a una página en blanco tratando de hilar palabras coherentes en relación a la impecable presentación de Paul McCartney en el Estadio Nacional –y quizás en relación a toda su vida como referente universal de la más bella de las artes- no encontré nada más sensato que comenzar este artículo con la sentencia del título.

¿Exagerado? Al contrario. Es una certeza que se graba a fuego en todas y cada una de sus presentaciones a lo largo y ancho del planeta, que se registra para el soundtrack de la humanidad entera canción tras canción, que se hace latente en el fervor multi-generacional que antecede su presencia donde quiera que aterrice su talento.El pasado 11 de mayo se convertirá seguramente en una de las efemérides más recordadas para los fans Beatles chilenos y los amantes de la música cualquiera sea el ámbito que la defina. Y es que el show que convocó a más de 53 mil personas en el coliseo de Ñuñoa es a todas luces el evento más significativo que haya dejado huella en nuestro país en este último siglo (el siglo pasado fue necesariamente su presentación de 1993)

McCartney es todo un profesional, pero, a diferencia de otros, disfruta de su oficio, se alimenta de su público y transmite esa energía cómplice que derrochó junto al resto de los Beatles a lo largo de su exitosa carrera y que volvió a poner al servicio de su público luego de su inevitable quiebre.