viernes, 24 de abril de 2009

Asesinato de John Lennon: Parte II

TURN ME ON DEAD MAN
Teoría de la conspiración: Una explicación razonable al asesinato de John Lennon Parte II


“The way things are going, they’re gonna crucify me…”

Reflexión anterior

Cuando un estado se siente amenazado por algún tipo de pensamiento social el asesinato es el arma más infalible. La razón sólo es vencida –temporalmente- por la violencia desmedida. Temporalmente, porque las voces con sangre gritan más fuerte y la muerte de John Lennon revistió su pensamiento de una inmortalidad jamás pensada.
Esta es la segunda parte de mi reportaje. Los verdaderos sospechosos, aquellos que desafían el sentido común con sus extrañas participaciones son aquellos que se presentan a continuación. La historia se re escribe de forma misteriosa.




EL ‘TESTIGO CLAVE’
 

Parte fundamental en la acusación en contra de Mark David Chapman –como autor material de los disparos- es la declaración del único testigo levantado por la policía en la escena del crimen, Sean Strub, Empresario Judío y Activista Gay, que la noche del 8 de diciembre fue pieza fundamental en el esclarecimiento del –hasta entonces- extraño asesinato de un fan hawaiano a uno de los músicos más trascendentes del último siglo.

¿Quién es este personaje que acusó a Chapman de culpable? ¿Realmente lo vio?

Algunos antecedentes necesarios.
Strub llegó a ser considerado en los 80’s como una de las personas más influyentes en el medio neoyorquino. Debido a su defensa al movimiento homosexual llegó a consolidar grandes amistades políticas y empresariales en EE.UU. Fundador y Director de POZ Magazine, un diario dirigido a hombres con VIH, una extensión del programa gubernamental que Washington ejecutaba a favor de los portadores de SIDA. Strub además creó su propia empresa de marketing Strubco Inc. que tras su venta en 1985 lo mantuvo su sillón de director. Editor en jefe de la revista Milford. Candidato al congreso de EE.UU. en 1990. El 2003 fue nombrado por el gobernador de Pensilvania, Edward Rendell, miembro de la sociedad de viaje y turismo de la región. Forma parte también del Instituto de conservación Pinchot que se dedica a resaltar la memoria del fallecido presidente Kennedy.

Un hijo ejemplar de EE.UU. podríamos decir.
Empresa, patrimonio y política en un solo personaje. Misteriosamente el hombre encargado de atestiguar en contra del supuesto tirador en el caso Lennon. Un amigo del estado declaraba y un ‘enemigo’ del estado moría desangrado.

El relato y las dudas

 

La noche en cuestión, Jeanne Downey, reportera del Canal 2, CBS en New York, entrevistó a Strub en vivo fuera del Hospital Roosevelt donde John Lennon era declarado muerto. El relato de Strub aclara que José Perdomo, el portero, había contado que Lennon y Chapman conversaron algo antes de los tiros. Chapman siempre negó este punto alegando que sólo le llamó y disparó. Sin embargo aquí todo comienza a ponerse confuso. ¿Cómo sabía Strub algo que había pasado antes de su llegada? -El empresario declaró a la misma reportera que NO estaba en el lugar de los hechos- Aquí la breve pero controversial entrevista:

STRUB: …I kind of waited for a minute and started to walk on; a police car drove by very fast. And so I followed it on down, I thought it was something in the park, but it was at the Dakota on Seventy-Second Street and Central Park West. As I got there, there were about a half-dozen people there, and very shortly there were that many squad cars.
JD: Did you see Mr. Lennon at that time?

STRUB: Yeah, they were just bringing Lennon out of the, sort of an entryway, the driveway between the sidewalk and the courtyard, and he was limp; there were about six officers carrying him. He had a little bit of blood coming out of his mouth.

JD: And Police tell us they do have a suspect. Did you see anyone?

STRUB: Yeah, they scuffled with a guy and arrested him; he was about thirty-five, he was white, brown hair.

JD: Was he alone?

STRUB: He was the only person I saw. Yoko was there.

JD: She was?

STRUB: And they put him in a squad car and took off.

JD: Was there any kind of an exchange, do you know, between Lennon and the suspect?

STRUB: That’s what the doorman [Jose Perdomo] said that there had been some sort of altercation or argument; I heard the cops say that Lennon was hit twice in the back. I heard someone else say that the guy had apparently been hanging around all evening, and another person said he’d been there all week, and he was just kind of like waiting for him.JD: Thank-you very much, Sean, who is a witness who at least heard the shots surrounding the shooting and apparent death of John Lennon….

El primer párrafo pone de manifiesto que Strub nunca presenció el crimen, por el contrario, llegó luego de la conmoción provocada por las balizas de los carros de policía, encontrándose a un edificio de distancia. Cuando llegó ya había media docena de personas ahí.
¿Por qué el único testigo es al menos la séptima persona en llegar al lugar de los hechos?

El último párrafo es revelador también. Strub habla de algo que supuestamente le contó el portero y da lujo de detalles sobre el deambular de Chapman.
¿Por qué el portero iba a contar esos detalles a un curioso?
¿Por qué la policía sólo toma declaración de un ‘testigo’ y no hace un trabajo de recopilación de antecedentes basados en más ‘curiosos’ allí presentes?
Supuestamente un crimen de tal relevancia mediática debió basarse en la declaración de más de un testigo para aclarar los hechos.
Sospechoso es también como la policía luego relata los hechos de la misma forma que lo había hecho Strub, transformándose en la versión oficial.
¿Podemos confiar en Strub?
En el año 1999 fue acusado de vender los datos de los suscriptores a sus revistas Gay generando gran polémica en el uso de información reservada, ya que muchos de quienes suscribían a sus ejemplares eran empresarios y gente connotada de Nueva York que no era favorecida con la publicación de sus antecedentes. Strub se embolsó una gran cantidad de dinero por esas bases de datos tanto en su venta como en su recuperación.
Un gesto para nada honesto de un ciudadano ejemplar.

La discusión anterior

Si las palabras de Strub tienen algo de verdad, todo se complica aún más. Según él y gracias al relato de Perdomo, Lennon y Chapman tuvieron una pequeña discusión antes de los disparos. Si así fue, es imposible que desde la posición de Chapman a la derecha del pórtico y a la izquierda de John se pudieran haber disparado los tiros mortales. Según el relato de la autopsia, el cuerpo de John mostraba cuatro impactos de bala con entrada por el lado izquierdo de su espalda. Necesariamente los disparos tuvieron que ser percutados desde dentro del edificio, precisamente desde la puerta del elevador de servicio, que para el momento del crimen estaba abierta sin que nadie del personal estuviera haciendo uso de ella.

 

Una mujer que vio otra cosa
Como todo crimen, las contradicciones suman y siguen. Canal 7 también entrevistó gente en el lugar de los hechos. Precisamente es una mujer que relata una historia distinta y bastante alejada a la versión oficial:

MUJER: I heard Yoko Ono screaming moments later. They stepped out of the limousine, and they went inside of the gate there. Then all of a sudden, I heard five/six shots, and that was it.¿Cómo? ¿Yoko no estaba en el Lobby al momento de los disparos? Según el relato de la testigo ella baja de la limo y entra al edificio donde todo pasó. Es decir, John bajó primero y caminó a la entrada allí recibió los disparos y luego Yoko bajó del vehículo llorando. En número de disparos es el correcto, 6.
Basados en estos antecedentes ¿Es correcta la actitud policial de elevar un reporte con tanta contradicción dando vueltas? ¿Cuál era la prisa? ¿Qué había que proteger u ocultar?

New York Times

Les Ledbetter, reportero del NYT publicó al día siguiente del atentado un reportaje donde describía gracias a la reconstitución de la escena por medio de testigos. En su relato Ledbetter asegura que la persona que disparó estaba parada dentro del recinto y no fuera. Además puntualizó que los disparos alcanzaron a John pasando las puertas del Lobby, aquellas puertas vidriadas (ver parte I) donde quedaron marcados los impactos de bala.
Según esta versión, defendida a menos de 8 horas del crimen y basada en el trabajo de campo de un reportero del NYT la persona que mató a Lennon necesariamente estaba dentro del edificio y apuntando a su espalda mientras este ya ingresaba al lobby. Lamentablemente, en la investigación de Ledbetter ningún policía fue autorizado ser entrevistado.
Más extraño aún, el 10 de diciembre el NYT cambió la descripción de Ledbetter, asimilándola a la versión oficial. Nunca se obtuvo un diagrama de esta significativa descripción de los hechos.

UN ESPIA EN EL EDIFICIO
En todos los relatos considerados está muy presente el accionar de un hombre que también estaba de servicio aquella noche. El portero, José Perdomo.
Una sonrisa dulce que escondía todo un secreto, casi determinante en la investigación si esta hubiera seguido los cánones respectivos.
¿Quién era la persona encargada de la seguridad del acceso del Dakota aquella noche?
José Joaquin Sanjenis Perdomo, alias ‘Joaquin Sanjenis’ o ‘Sam Jenis’, exiliado de Cuba por su oposición al gobierno de Fidel Castro, fue miembro de la tristemente célebre Brigada 2506 durante la fallida invasión a Bahía Cochinos preparada por la CIA en 1961 para derrocar a Castro.
¿Qué hacía un militar infiltrado, traidor de su patria y agente de la CIA encargado de la seguridad del Dakota?

Otra de las gracias en el currículo de Perdomo es la amistad que había entablado con Frank Sturgis el famoso convicto por ladrón del caso Watergate ambos en la nómina de pago de servicios de la CIA. Perdomo incluso, mientras trabajaba en el Dakota, cobraba una pensión alimenticia que otorgaba el gobierno a los veteranos de guerra. Con Sturgis coordinaban ciertas actividades de espionaje y apoyo en suelo norteamericano para exiliados cubanos, tomando información detallada con el objetivo de poder invadir la isla. Esta relación laboral, terminó cuando Sturgis fue detenido por el mayor escándalo de espionaje en EE.UU.


El brujo de uniforme


Las coincidencias a veces no se sustentan. Si hacemos memoria, frente al Dakota estaban las oficinas del American Society for Psychical Research, domiciliada en la calle 73 de Nueva York, donde el famoso doctor Alex Tanous –¿adivino real?- predecía que “un famoso astro del rock sufrirá una muerte prematura, y esto puede ocurrirle desde este momento en adelante. Digo una muerte prematura porque en ella hay algo raro, pero afectará la conciencia de muchas personas, debido a su fama” Justo 3 meses antes de la muerte de John Lennon. Vaya predicción.

Sin embargo no eran precisamente los ángeles que lo alumbraban, ni un Dios o fuerza toda poderosa que le entregaba los designios. El famoso doctor Tanous trabajaba para la CIA en las investigaciones que esta hacía sobre los viajes astrales y por lo tanto es 'probable' que supiera lo del asesinato de Lennon si era parte de dicha conspiración. Ya que fue la CIA quién financió la campaña de espionaje que terminó con el FBI sobre la familia Lennon y posteriormente con el asesinato enmascarado en un supuesto loco.
Desde ese punto de vista. Era Obvio que Tanous, miembro de los grupos de investigación de la CIA, podía tener información de primer orden de cuando lo iban a matar. Pero fue cauto y no reveló tantos detalles para no entorpecer el ‘trabajo’ de sus superiores.

A MODO DE TESIS
John Lennon fue hostigado desde el primer día que pisó suelo norteamericano, necesariamente porque su posición político-pacifista iba en contra de toda la gran campaña de apoyo de tropas de EE.UU. en ultramar y su fecundo negocio de la venta de armas. Una cosa es el enemigo interno, pero un enemigo interno foráneo fue considerado una afrenta de gran calibre.
Lennon fue terco, no claudicó, ni si quiera el miedo lo hizo retroceder sabiendo que todas sus líneas telefónicas estaban intervenidas y que había puntos fijos cerca de su departamento controlando cada uno de sus movimientos las 24 horas del día.
Muchos puntos del juicio y el tratamiento de la información en torno al crimen de John Lennon fueron convenientemente alterados, detallo de la siguiente forma:

Ocultamiento de información:
La identidad de Perdomo nunca fue revelada en el juicio. Si era el portero y había presenciado todo ¿Por qué obviar su condición de agente?
Inconsistencias
¿Por qué el informe policial se basa en lo que Perdomo cuenta y no en lo que el patrullero Cullen advierte?
Recordemos que Cullen al llegar al sitio identificó a una persona de servicio como el culpable y fue Perdomo quién sindicó a Chapman como el tirador.
¿Por qué Perdomo instigó a Chapman a huir del sitio si era el encargado de la seguridad?
Bajo la teoría de que el culpable huye, las cosas se hubieran facilitado enormemente.
¿Por qué la declaración de Sean Strub se validó por sobre la de los policías presentes?
Nunca estuvo en el lugar y manejaba información detallada de los hechos
¿Por qué la NYPD fue impedida de entregar su visión de los hechos?
El informe real del patrullero Cullen jamás vio la luz y los diagramas de los hechos del New York Times fueron sacados de la prensa al día siguiente.
¿Por qué Los diagramas que informaron a la prensa del tiroteo son contrarios al informe balístico?
¿Por qué justo frente al Dakota vivía otro agente de la CIA que sabía de la posible muerte de John?
¿Por qué la policía no requirió de más testigos en un crimen de relevancia internacional?
Es tiempo de que quien lea ambos capítulos de este reportaje forme su juicio a propósito del hecho narrado, sin presiones y con toda la información disponible.

Epílogo

Hoy por hoy ya es sabido, por la desclasificación de ciertos documentos de la CIA que John estaba en la famosa Black List, donde EE.UU. ubica a todos los enemigos de la patria. También es sabido y aceptado que se interceptaron los teléfonos y se infiltraron agentes en sus actividades públicas.
Obviamente en estos documentos se ha mantenido en reserva el fin de la operación.
Personalmente y en base a los antecedentes recopilados sugiero revisar una posible conspiración que terminó con la vida de Lennon, donde la CIA y el FBI fueron los brazos ejecutores de una política de estado para acabar con el comunismo y cualquier fantasma anti-capitalista, en resumen, cualquier germen de rebelión y pensamiento libre.
John reclamó por sus derechos en la tierra de la democracia, en la tierra prometida y fue abatido por la espalda, como lo hacen los cobardes, una noche del 8 de diciembre de 1980. Recién cumplía 40 años y se disponía a revitalizar su carrera de músico y activista social. Si eso hubiera ocurrido, el ruido de sus protestas y manifestaciones pudo dejar en jaque al gobierno de EE.UU.…
Pero la estupidez escupe fuego y detiene la carne, jamás las ideas. John Lennon fallece asesinado por el estado norteamericano y se hace inmortal en cada rincón del mundo donde exista voluntad de paz, justicia y amor.

En memoria de John Lennon…”All we are saying, is give peace a Chance”
S.P.
M. Reyes A.

10 comentarios:

  1. No se necesitan pruebas para saber algo que es obvio: La CIA ó el FBI matan a John Lennon porque no toleran un pensamiento distinto al de los grupos de poder que han gobernado USA desde el siglo pasado(¿Paz? ¡eso vá en contra de mis negocios de armas! ¡mátenlo!). Pero se requiere que la gente en USA tome consciencia de esa basura de sueño americano que les han hecho creer, se revele contra sus líderes (entre ellos las marionetas que tienen de "presidentes", y la nueva de ellas, Obama) y asuma la canción de John: POWER TO THE PEOPLE. Pero no se preocupen, el gobierno de los gansters que gobiernan a USA perecerá en la próxima década. Anótenlo. Los cambios sociales son obvios en el mundo y más en América Latina que se niega a ser colonia de USA.

    ResponderEliminar
  2. Acabo de arreglar esta entrada, mucha información estaba invisible. Ahora aparece completa.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante. Estoy anonadado!!

    Excelente artículo!!!

    ResponderEliminar
  4. Lennon siempre lo dijo "vivir es fácil con los ojos cerrados". Esta es mi contribución a abrirlos un poco.

    ResponderEliminar
  5. Lamentablemente para la gran mayoría de los fans de cancionero, no fue así, es más, yoko siguió siendo acosada por el Estado Norteamericano hasta que cambió la administración vigente.

    ResponderEliminar
  6. buen post viejo, muy interesante, ojala muchas personas lo leyeran, yo lo voy a utilizar para que llegue al conocimiento de mas personas que tienen los ojos vendados, si te interesa podriamos estar en contacto para compartir informacion y/o debatir sobre todo esto de la conspiracion. danteihs@hotmail.com

    ResponderEliminar
  7. muy bueno viejo, ojala muchas personas lo leyeran como punto de partida para reflexionar muchas tantas otras cosas, te dejo mi contacto tal vez podamos debatir y/o intercambiar informacion.

    contacto: danteihs@hotmail.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todo contacto Beatle es siempre bienvenido. Gracias por pasar.

      Eliminar
  8. buen post viejo, muy interesante, ojala muchas personas lo leyeran, yo lo voy a utilizar para que llegue al conocimiento de mas personas que tienen los ojos vendados, si te interesa podriamos estar en contacto para compartir informacion y/o debatir sobre todo esto de la conspiracion. danteihs@hotmail.com

    ResponderEliminar

a continuación expláyese y argumente con cierto grado de lucidez...